Aprobación presupuestos

Vigente.

El equipo de Gobierno consigue poner a cero la deuda pública heredada en 2015

 

pleno presupuesto 2022

 

09.05.2022

A día de hoy se han pagado los ocho millones de euros que dejó de deuda el anterior Gobierno municipal

La sentencia de Monsora, derivada de la política urbanística del anterior Ejecutivo local, empaña el logro de disponer de más de 1,5 millones de euros para invertir al año

 

El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora ya tiene en vigor los presupuestos para 2022. Presupuestos que se han realizado desde la prudencia y que generan confianza en un marco global, atendiendo a los servicios y las mejoras que el equipo de Gobierno dirigido por Antonio Fernández Liria quiere para el municipio y sus ciudadanos y ciudadanas.

 

Son presupuestos que reflejan la realidad económica del Ayuntamiento y que concretan el buen hacer de la gestión llevada a cabo por el actual equipo de Gobierno desde que se hizo cargo de la administración local en 2015. De hecho, se ha conseguido ya revertir la pésima situación del Consistorio que acumulaba una deuda pública de ocho millones de euros. A día de hoy, la deuda pública municipal es de cero euros, algo que, desgraciadamente, se ve empañado por la famosa sentencia de Monsora, que vuelve a lastrar el buen camino emprendido hace casi ocho años por el equipo liderado por Antonio Fernández. De hecho, si no existiera esa sentencia, el Ayuntamiento dispondría de, aproximadamente, 1,5 millones de euros anuales más para inversiones.

 

“Hemos realizado una buena gestión económica como demuestran los números en las arcas públicas. Heredamos una enorme deuda de más de 8 millones de euros y, a día de hoy, la hemos pagado, sin dejar de realizar mejoras en nuestro pueblo. Hemos trabajado duro, hemos buscado financiación, ayudas, hemos ajustado partidas y nos hemos esforzado por llevar a cabo una gestión que saneara las cuentas, pero a la vez, no dejara de responder a las demandas de la ciudadanía. Hoy, estamos orgullosos porque hemos conseguido hacerlo, aunque de nuevo la losa de la gestión urbanística desastrosa de años anteriores nos obliga a seguir ajustándonos para el pago de la sentencia de Monsora que condiciona nuestra gestión para hacer frente a los 16 millones de euros a las que el PP condenó a Cuevas del Almanzora. Sin embargo, nos lo tomamos como un nuevo reto para seguir haciendo lo que hemos estado haciendo hasta ahora, remangarnos y asumir esa herencia, sin dejar de llevar a cabo las infraestructuras, arreglos, servicios y actividades que nos piden nuestros vecinos y que creemos son necesarios para el desarrollo y crecimiento de nuestro municipio”, explicó el alcalde cuevano.

 

De hecho, la situación económica del Ayuntamiento era mala en 2015 por la deuda pública y ahora lo es por la sentencia de Monsora, “pero estamos para trabajar y, por eso, este presupuesto refleja la realidad económica del Ayuntamiento, pero también prevé las inversiones que se harán para seguir respondiendo a las necesidades del municipio”, reiteró el primer edil.

 

Los presupuestos de 2022 de Cuevas del Almanzora alcanzan un montante en ingresos de 11.857.531,76 euros, y en gastos de 10.987.080,56 euros, lo que arroja un superávit de 870.451,20 euros.

 

En el capítulo de inversiones se prevén varias actuaciones importantes que siguen en la línea emprendida en los últimos años, mejorando los servicios públicos como alumbrados, vías de comunicación, lugares públicos, siempre llegando tanto al núcleo urbano como a todas las pedanías cuevanas. Igualmente se tienen en cuenta obras de mayor envergadura que continúen las emprendidas en los últimos tiempos como puede ser el Centro de Interpretación del Castillo o nuevas infraestructuras deportivas, entre otros, sumando alrededor de 1,3 millones de euros.

 

En definitiva, el equipo de Gobierno de Cuevas del Almanzora ha confeccionado unos presupuestos acorde a su forma de gestionar, es decir, como un instrumento eficaz, eficiente, sostenible, y leal para todos los vecinos y vecinas de Cuevas y pedanías, porque ellos y ellas son los destinatarios de las actividades culturales, deportivas, educativas, de mejores y nuevas infraestructuras, de las actuaciones innovadoras y sostenibles, que buscan la cohesión social, y el progreso de nuestro pueblo y así continuar con la senda iniciada en el año 2015.