Bañeras o Piletas de Salazones

necropolis villaricos

 

Fue la industria de salazones, junto con la extracción de la plata de Sierra Almagrera, la principal actividad económica de los fenicios y más tarde de los romanos en la ciudad de Baria, actual Villaricos.

La proximidad de la ciudad a la zona del Estrecho de Gibraltar benefició la empresa pesquera con almadraba. Los bancos de atunes en sus migraciones para desovar hacia aguas más calientes acceden al Mediterráneo  por este paso y en las zonas más próximas a la costa  lanzan un laberinto de redes donde el atún queda atrapado manteniéndolo con vida, cuando hay suficiente pescado se levantan las redes con gran esfuerzo físico.

Una vez en tierra necesitan conservar el producto en las mejores condiciones para el consumo, venta y exportación por todo el Mediterráneo; el proceso consiste en limpiarlo, sacarle las vísceras e introducirlo en sal.

Baria tuvo una industria de salazones como atestiguan las excavaciones llevadas a cabo por Louis Siret,  y otras intervenciones  más cercanas a nuestro  tiempo donde se han podido constatar las bañeras o piletas para este uso. Estas construcciones cuadradas y rectangulares tienen diferentes proporciones, algunas están talladas en las rocas más cercanas a la playa, otras excavadas en la tierra; una vez obtenido el espacio se construye el muro con piedra y se reviste con mampostería de pequeñas piedras o trocitos cerámicos mezclados con cal.

La industria de salazones en época fenicio-púnica (segunda mitad S.IV a.C.) en este litoral confirma la importancia de estas producciones en la economía de la ciudad fenicia; entre otros productos los salazones de pescado serían uno de los más exportados haciendo posibles las relaciones comerciales directas entre las ciudades fenicio-púnicas y las griegas.

La mayor parte de las hasta ahora excavadas piletas de salazón pertenecen a la época romana, puede por una mayor actividad industrial en este periodo o por la menor intervención arqueológica en  zonas donde pudieran encontrarse otras más antiguas.

No podemos dejar de mencionar otro producto que se realizaba en estos salazones, el garum, salsa muy apreciada en este tiempo histórico, hubo diferentes calidades de garum, su preparación consistía básicamente en la maceración de las vísceras del pescado en sal. Fue utilizado como salsa para carnes y pescados, podía mezclarse con aceite e incluso fue tomado como reconstituyente.